Los 6 principios para la libertad financiera

libertad financiera
¿Te gustó el artículo? No olvides compartirlo
  • 757
  •  
  •  
  •  
  •  
    757
    Shares

¿Quieres libertad financiera?

¿Anhelas el momento en el que no tengas que preocuparte porque la quincena alcance para pagar las cuentas?

¿Cómo te gustaría poder contestarle al abusivo y desalineado de tu jefe, poniéndolo en su lugar sin miedo a las consecuencias económicas de un despido?

¿Qué increíble sería poder hacer todas esas actividades y pasatiempos que tanto te apasionan?

Y ni hablar de no tener que estar todo el tiempo usando préstamos y tarjetas de crédito para poder mantener un “elevado” estilo de vida que cada día te esclaviza más.

¿Cómo se alcanza la libertad financiera?

Millones de personas se preguntan diariamente cómo alcanzar esta anhelada libertad financiera. La mayoría cree que la respuesta está en una combinación de:

  1. Suerte

  2. Trabajo duro

  3. Ideas brillantes.

Cuando en realidad es básicamente un tema de hábitos y educación.

Sobre lo que necesitas pensar y aprender para alcanzar la libertad financiera

Aquí te compartimos seis principios que te encaminarán a lograr esa libertad financiera que has anhelado por tanto tiempo:

1. Entiende qué es libertad financiera.

 Tal vez te sorprenderá saber que hay muchas personas con ingresos millonarios que no son libres financieramente.

Como explica Mario Borghino en su libro “El Arte de Hacer Dinero” la clave no está tanto en cuánto ganas, sino en cuánto logras ahorrar y cómo inviertes ese ahorro.

Muchas personas con ingresos enormes estarían en serios problemas a los pocos meses de quedarse sin la fuente que se los genera. Por otro lado, hay individuos que a pesar de tener sueldos pequeños o medianos a lo largo del tiempo han construido un patrimonio que podría sustituir esa quincena o salario.

¿Quién es más libre financieramente?

No el que tenga el estilo de vida más caro, sino el que lo puede mantener aunque decidiera dejar de trabajar o cerrar su negocio.

2. Define una misión y visión para tu vida.

George Kinder, el afamado experto en Planificación Financiera egresado de Harvard dice:

“Es acerca del significado, no del dinero. Si mi inversión no está real y profundamente atada a lo que creo es más importante en mi vida…entonces la selección de acciones, mi plan inmobiliario, mi plan de retiro podrían simplemente lanzarse por la ventana.”

Todos los casos documentados de personas que han logrado independizarse financieramente de sus trabajos o negocios todos tenían un objetivo. Algo que los motivaba a seguir adelante con su plan de acción.

Hoy en día es fácil perder el rumbo con tantas tentaciones y rutas “rápidas”. Así como Odiseo, el personaje del escritor griego Homero, que superó una serie de tentaciones y desafíos por su determinación de llegar con su amada Penélope. Tú también necesitas encontrar aquello que te motivará a resistir las compras irresponsables.  Aprender a tener dominio sobre ti mismo para no endeudarte.  Y a mantener una vida enfocada a la inversión y el crecimiento.

Aquí algunos ejemplos de misiones y visiones de nuestros clientes:

Misiones de vida:

  1. Ser una empresaria exitosa que genere empleos dignos que sostengan familias.
  2. Dar a mis hijos todos los recursos necesarios para que sean personas íntegras, exitosas y felices.
  3. Conocer el mundo, aprender de otras culturas y dejar mis aprendizajes en un libro.

Visiones de vida:

  1. En 5 años tendré suficientes ahorros para poder dejar mi trabajo y enfocarme a emprender sin la angustia de tener que retirar utilidades inmediatamente para sostenerme.
  2. En 15 años que mis hijos entren a la universidad ya tendré ahorrado todo el dinero que necesiten para su universidad y yo podré dedicarme a mis proyectos de voluntariado.
  3. Durante los siguientes 12 años ahorraré e invertiré la mayor parte de mis ingresos para acumular un patrimonio que me mantenga en mis viajes y mientras escribo un libro sobre mis vivencias.

3. Crea un plan de acción

Una vez que definas a dónde quieres llegar es importante determinar los números que necesitarás para hacer que suceda.

Si quieres que tu patrimonio te mantenga deberás ahorrar e invertir para acumular el equivalente a entre 15 y 20 veces tu gasto anual. Por ejemplo, si necesitas 400 mil pesos anuales para cubrir todas tus necesidades y las de tu familia, la meta sería acumular entre 6 y 8 millones de pesos. Esta suma de dinero invertida debería generar suficiente flujo para sostenerte.

En un inicio acumular una cantidad así de dinero puede parecer imposible o abrumador. Pero cuando la meta se va fraccionando es mucho más fácil.  Piensa en términos de años, luego en meses y por último en semanas o días, es más fácil.

Acumular un patrimonio de ese tamaño en sólo 10 o 15 años requiere cambiar hábitos. No sólo es necesario disminuir los egresos, hay que generar ingresos adicionales.

Por otro lado, debes considerar los rendimientos que tu ahorro puede generar. Para lo cual debes invertirlo de forma apropiada. El en qué es la parte donde entra la educación. Tu objetivo es desarrollar la capacidad para encontrar instrumentos con buen nivel de seguridad y potencial de crecimiento. No olvides considerar el factor inflacionario cuando hagas planes a largo plazo.

4. Toma riesgos inteligentes y evita los terribles.

Si lo que buscas es construir un patrimonio que te mantenga, entonces el riesgo es que no inviertas en bolsa o acciones. Muchos individuos que invirtieron durante la última década en el S&P 500 (el índice bursátil más importante de EUA que incluye las acciones de las 500 empresas más grandes de ese país) lograron duplicar su capital. Es decir que si invirtieron 250 mil dólares hoy probablemente sean dueños de más de 500 mil dólares.

La clave es que tuvieron una visión de largo plazo, constancia y disciplina al invertir.

Por supuesto que hubo momentos de caídas importantes. Pero entendieron que era un fenómeno del corto plazo. E incluso una oportunidad para  invertir más y aprovechar la caída en precios de las acciones.

De esta forma debes estar dispuesto a correr riesgos medidos y a diversificar tus opciones para estar cubierto frente a diferentes escenarios. De igual forma hay otras clases de activos (cosas que te generan valor o dinero) como los bienes raíces comerciales, las materias primas, la propiedad intelectual, cryptomonedas.

Igualmente, debes evitar a toda costa estar descubierto frente a riesgos catastróficos para las finanzas personales: enfermedades graves como cáncer o diabetes, la muerte prematura de uno de los proveedores de la familia, la incapacidad o los daños patrimoniales sufridos por choques o terremotos.

En la mayoría de los casos puedes trasladar la totalidad o parte del impacto del riesgo a un tercero como una aseguradora. Para eso existen los seguros, paga una prima controlable para evitar que situaciones que no puedas controlar acaben con tu patrimonio.

Estamos seguros que te interesará leer ¿Por qué contratar un Seguro de Gastos Médicos Mayores? y ¿Cuál es el Mejor Seguro de Gastos Médicos Mayores?

5. Crea múltiples fuentes de ingresos.

Cuando uno vive en países como México u otros en América Latina es evidente que pertenecer a la clase media implica vivir al día. La realidad es que los salarios reales no han aumentado lo suficiente en los últimos años. Así se vuelve difícil mantener un estilo de vida digno y tener elevadas tasas de ahorro.

Es fundamental buscar utilizar tu tiempo libre en proyectos que te permitan encontrar nuevas fuentes de ingresos. Ventas, proyectos de emprendimiento, consultoría, crear un blog, entre tantas otras posibilidades que puedan ir generando ese 20% o 30% adicional a tu sueldo para que ahorres e inviertas como debe ser.

Este el caso de Joe y Ali Olson. Esta pareja de maestros vivían en Las Vegas y  trabajaban doble turno escolar. Con sus sueldos de las clases de la mañana se mantenían y lo que ganaban en las tardes lo ahorraban e invertían en su totalidad. Años después lograron renunciar a sus escuelas y ahora se dedican a viajar por el mundo como familia.

Algunos de estos proyectos prosperarán hasta funcionar sin tu intervención directa. A los dividendos y regalías que cobras sin trabajar directamente en ello es lo que se le llama ingreso pasivo.  La venta de materiales donde se explica qué son los ingresos pasivos constituye la fortuna de muchos gurús del turismo emocional.  Pero no por ello, debe dejar de ser tu objetivo en el largo plazo.

Es cierto, suena horrible abandonar nuestros ratos libres los sábados para emprender algo. Pero si ese el precio para alcanzar nuestra libertad financiera, la perspectiva cambia.

6. Acércate a profesional.

La planeación financiera se ha vuelto una tarea cada vez más compleja. Por lo mismo resulta inteligente buscar a un financiero que te ayude a hacer 5 principios parte de tu vida. Recuerda trabajar siempre con un asesor bien calificado, con experiencia y que busque lo mejor para ti.

Y sobre todo, que te ayude a aprender lo necesario para alcanzar tu libertad financiera. Regístrate en nuestra lista de correos para leer lo que publicamos para ayudarte a ser más sabio y más próspero.

Fuentes:

Ahorro de la clase media en México

El Indice S&P 500

Entradas recomendadas