Cómo cobrar un seguro de gastos médicos sin ser rechazado

cómo cobrar un seguro de gastos médicos
¿Te gustó el artículo? No olvides compartirlo
  • 42
  •  
  •  
  •  
  •  
    42
    Shares

¿Cómo cobrar un Seguro de Gastos Médicos sin ser rechazado?

Las compañías de seguros que trabajan el seguro de gastos médicos mayores saben bien que la mayoría de sus clientes no solicitan la indemnización de un porcentaje de los beneficios a los que tienen derecho.

De hecho cuentan con ello para mejorar la rentabilidad de su negocio. En este artículo te diré cómo cobrar un seguro de gastos médicos.

Mi interés, como profesional en el campo, es compartirte algunos consejos que te serán muy útiles para sacar provecho de tu seguro médico.

A continuación enumero tres recomendaciones que me parecen los más importantes:

Presenta tus comprobantes fiscales de tratamientos no hospitalarios

Para todos los asegurados es muy claro que los gastos hospitalarios pueden ser cubiertos por su póliza. En cambio, lo que mucha gente no sabe es que también muchos tratamientos no hospitalarios están cubiertos por su seguro. Este es el paso inicial para saber cómo cobrar un seguro de gastos médicos.

Recuerda que una atención médica se convierte en un gasto médico mayor por el costo de los servicios recibidos, no por la forma en que éstos se reciben.

Así que, no olvides pedir comprobantes fiscales de todos los gastos médicos que realices. Toma en cuenta que muchas veces lo que parece algo trivial se puede convertir en un tratamiento prolongado.

Continuamente comento esto a clientes y amigos cuando me dicen que pensaron que el seguro no les iba a cubrir ciertos gastos, por lo que no pidieron facturas o, peor aún, las pidieron y no saben dónde quedaron.

Lee nuestro artículo Seguro para adultos mayores: Un alternativa a su incremento.

En la oficina tuvimos el gusto de atender a una señora de poco más de 70 años, quien visitó al médico con relativa frecuencia por diferentes problemas de salud. Me costó un par años de trabajo convencerla de que debía pedir facturas y recibos de cada gasto que hizo, y después no recordaba donde los había puesto.

Un buen día, cuando pasé a visitarla, me encontré con que tiene en la cocina de su casa una gran botella de cristal en la cual deposita los comprobantes de sus visitas al médico y sus compras de medicamentos.

A partir de entonces, un representante de Seguros B&C pasa a vaciar la botella cada seis meses y trae a la oficina los comprobantes para procesarlos.

El sistema de la botella de cristal nos ayudó a devolverle más de 20,000 pesos el año pasado.

Comprobantes fiscales: exigirlos, guardarlos, presentarlos

A veces parece que todo el sistema de atención médica privada está diseñado para complicar la vida de los consumidores. Como ya he dicho en el consejo número uno, el primer paso para saber cómo cobrar un seguro de gastos médicos es contar con comprobantes de pago de tal rubro.

Estos comprobantes deben ser facturas que cuenten con los requisitos fiscales que marcan las leyes. Sin embargo, como todos sabemos, conseguirlos puede llegar a ser verdaderamente engorroso.

Es obvio que una vez que solicites que te emitan factura, el médico que te atiende se verá obligado a declarar tu pago como un ingreso acumulable para el cálculo de sus impuestos. Así que es común toparse con dificultades para obtener dicho comprobante.

Pero no desesperes, prácticamente todo gasto médico te sirve. Ya sea para pedir que se te reembolse o simplemente para que la aseguradora lo tome a cuenta de tu deducible. Así que ten paciencia y recuerda pedir factura o recibo de honorarios de cada gasto médico que realices.

¡Conoce algunas Objeciones de la aseguradora aquí!

Comprobantes fiscales: medicamentos relacionados con padecimientos

Las aseguradoras saben que la mayoría de las personas somos desordenadas y toman provecho de eso. Por ejemplo, los seguros médicos indemnizan los gastos por la compra de cualquier medicamento que haya sido recetado por el médico tratante, siempre y cuando tengan relación con un padecimiento cubierto por el seguro.

Algunas veces los asegurados compran al mismo tiempo medicamentos que les han sido recetados para la atención de padecimientos cubiertos por el seguro y otros que no lo son. Cuando esa factura llega a la compañía de seguros para pedir que sea indemnizada, muchas medicinas que deberían ser pagadas por la aseguradora se quedan fuera de la indemnización.

Cuando reviso la indemnización, y solicito una reconsideración, la respuesta siempre es la misma: “es que en la factura hay medicamentos que no corresponden con el padecimiento”.

No quiero ni imaginarme cuánto dinero dejan sin cobrar las personas que tienen seguros médicos. Como se ha dicho, este tema se debe a la falta de un equipo que les ayude a revisar que los pagos que reciben sean correctos.

Tu seguro médico representa un gasto importante para cualquiera que sea el encargado de pagar por él, ya sea que lo hagas tú mismo, un familiar o lo haga la empresa para la que trabajas.

No tiene sentido “dejar sobre la mesa” dinero que es tuyo, cuando sólo se necesita un poco de trabajo y diligencia para recuperarlo.

Y como siempre, si tienes más dudas acerca de cómo cobrar un seguro de gastos médicos o sobre la forma de presentar una reclamación, comunícate con nosotros.

No olvides compartir nuestro artículo Cómo cobrar un seguro de gastos médicos en tus redes sociales.

 

Entradas recomendadas