¿Sufres acidez estomacal?

¿Te gustó el artículo? No olvides compartirlo
  • 18
  •  
  •  
  •  
  •  
    18
    Shares

Mucha gente sufre de ardor en el pecho justo detrás del esternón después de consumir una comida abundante.

Es normal eructar después de una comida por las continuas entradas de aire al ingerir alimentos, o por consumir bebidas gaseosas, lo que no es normal es que a veces la comida parcialmente digerida (junto con los ácidos estomacales fluyan de regreso desde tu estómago por tu garganta hasta tu boca (de ahí el nombre “reflujo”).

A este desagradable padecimiento se le conoce como regurgitación, y puede ser fácilmente identificado y asociado con un sabor desagradable que queda en la boca debido a la combinación de fluidos.

Aproximadamente un 20% de la población occidental sufre de este tipo de malestares y aunque son muy desagradables usualmente no conllevan mayores problemas de salud.

Pero si estos padecimientos se presentan de forma frecuente y afectan tus actividades diarias (comer, beber, dormir, respirar) es muy probable que sufras un caso de “enfermedad de reflujo gastroesofágico” o “ERGE” o GERD por sus siglas en inglés.

Si alguien padece de reflujo, el contenido de su estómago se filtra de regreso por el tubo gastroesofágico, que comprende desde la garganta hasta el estómago, esto ocurre porque la entrada al mismo no se cierra correctamente.

También se puede dar el caso de que el estómago se estire mucho por el exceso de comida y como consecuencia el esfínter del estómago se afloja temporalmente, permitiendo el paso de fluidos y gases de regreso hasta la boca, entre estos fluidos está el ácido estomacal que si cubren el revestimiento del esófago de forma continua pueden causar inflamación, recordemos que los ácidos estomacales son los encargados de terminar de desintegrar los alimentos, imagina el daño que le pueden causar a tu cuerpo si se encuentran en un lugar donde no deben estar.

Síntomas

En algunas personas el problema aumenta hasta llegar al punto en el que el contenido del estómago regresa continuamente por tracto digestivo sin motivo aparente provocando un continuo malestar, acompañado de un fuerte ardor en el pecho y otros problemas menores (eructos constantes, ruidos estomacales, mal aliento e.t.c.) es aquí donde los síntomas apuntan a que la persona padece de la ya mencionada “enfermedad de reflujo gastroesofágico” que en casos extremos puede provocar también, nauseas y constantes ganas de regurgitar el alimento, lo cual causa que la persona se sienta constantemente satisfecha (como si hubiera comido en demasía) y apesumbrado, aunque algunos de estos síntomas también pueden ser relacionados con problemas de deglución.

Si las personas padecen síntomas de reflujo no significa necesariamente que su esófago esté inflamado. Dos de cada tres personas que lo sufren , las membranas que recubren el tubo digestivo son normales.

Se debe de buscar un diagnóstico médico, ya que ERGE puede causar síntomas que son en un principio no relacionados con la enfermedad. Por ejemplo, el jugo gástrico que se escapa puede entrar en la tráquea y causar tos crónica y atacar el esmalte dental. Otros síntomas atípicos de ERGE incluyen dolor de pecho, asma , laringitis.

Causas y factores de riesgo

En la ERGE, el principal problema es que el músculo del esfínter entre el esófago y el estómago no se cierra correctamente. No siempre está claro porqué. En algunas personas es causado por una hernia de hiato, esto significa que parte del estómago sobresale a través del diafragma hacia el pecho.

Si esto sucede, el diafragma ya no puede ofrecer suficiente apoyo para el esfínter, de modo que ya no se cierra de manera correcta.

Existe cierto debate sobre si el sobrepeso, el tabaquismo y el consumo de alcohol pueden afectar el esfínter al final del tubo de alimentación o aumentar el riesgo de ERGE en alguna otra forma. Muchas personas con ERGE se dan cuenta de que el estrés desencadena sus síntomas, o los hace peores.

Ciertas posturas, como inclinarse hacia adelante, estar acostado, o comer ciertos tipos de alimentos, pueden empeorar el problema.

El reflujo también puede ser causado por problemas en el tubo digestivo, este podría ser demasiado lento en el regreso de los jugos estomacales a su lugar de origen, o es posible que reaccione con mucha sensibilidad a ellos. Los síntomas también pueden empeorar por medicamentos tales como “la píldora” y algunos otros contra la presión arterial alta, por eso de nuevo es recomendable consultar al médico antes de consumirlos.

Perspectivas

ERGE es generalmente una condición crónica y normalmente se caracteriza por ataques recurrentes. Es decir, por ejemplo una persona puede no tener síntomas durante un tiempo, y luego tendrá una fase en la que tiene síntomas más severos, seguida de otra fase sin síntomas, y así sucesivamente.

Efectos

Usualmente la gente que padece de este mal suele preocuparse por los efectos de la misma, pero afortunadamente la enfermedad no suele progresar. A veces, el reflujo puede conducir a cambios en las membranas mucosas que recubren el extremo inferior del tubo de digestivo. Esto se conoce como “Esófago de Barrett”. Se estima que 5 de cada 100 personas que tienen reflujo desarrollarán esta condición después de algún tiempo.

Las investigaciones anteriores condujeron a la preocupación de que el Esófago de Barrett pudiera aumentar el riesgo de cáncer de esófago. Sin embargo, según un estudio danés publicado en 2011, este riesgo es mucho menor de lo que antes se pensaba. 

Otra posible complicación es el estrechamiento del esófago. Esto ocurre si una inflamación causa daños al tubo digestivo y se forma tejido cicatrizante cuando este se recupera. El tejido de la cicatriz puede hacer que la entrada del tubo se estreche y provocar dolor al tragar.

Diagnóstico

Tu médico puede diagnosticar el ERGE por los síntomas típicos. Por tanto, es importante describir los mismos con el mayor detalle posible, así el podrá realizar un diagnóstico apropiado

Si el médico considera que el paciente sufre de ERGE, puede sugerir un “tratamiento de prueba” para confirmar el diagnóstico. En lo que se conoce como una “prueba de PPI”, que consiste en tomar medicamentos que actúan como inhibidores de la bomba de protones (IBP) por cerca de dos semanas.

Los IBP son fármacos que reducen la producción de jugos gástricos. Si el medicamento alivia los síntomas, entonces es muy probable que la ERGE los esté causando.

Es importante tener en cuenta que los IBPs pueden tener diversos efectos secundarios como resequedad bucal, acompañada de un sabor metálico, dolor de cabeza y cambios bruscos en la presión arterial.

Tratamiento

Las personas con acidez estomacal severa o ERGE a menudo pueden aliviar sus síntomas, cambiando algunos hábitos de estilo de vida. Por ejemplo, puede ser que trate de evitar ciertos tipos de alimentos, o beber menos alcohol. Esto no siempre es fácil de hacer, pero puede valer la pena. También hay medicamentos que pueden aliviar los síntomas. Si esto no proporciona suficiente alivio, la cirugía de funduplicatura, podría ser considerada.

La vida cotidiana

ERGE puede ser una experiencia muy angustiante, que afecta el bienestar general y la vida cotidiana. Algunas personas dejan de participar en actividades sociales .Otros se sienten impotentes porque no pueden controlar sus síntomas. La ERGE también puede afectar su sueño y les impide disfrutar de la comida y las bebidas de forma normal

Aunque el tratamiento no siempre es agradable y puede tomar algún tiempo, como cualquier padecimiento, no debe ser ignorado, debe ser tratado a la brevedad posible para evitar complicaciones futuras y poder disfrutar de una vida normal.

Fuente: Informed Health online

Entradas recomendadas