Daños de los antioxidantes en el organismo

¿Te gustó el artículo? No olvides compartirlo
  • 17
  •  
  •  
  •  
  •  
    17
    Shares

Estamos acostumbrados a escuchar que muchos de los productos que consumimos cotidianamente contienen antioxidantes, desde alimentos naturales y procesados, hasta shampoo y otros artículos de belleza. Pero ¿cuáles son los beneficios o daños de los antioxidantes en el organismo?

Se les llama antioxidantes a las moléculas que se encargan de retrasar la oxidación de las células del cuerpo. Los más conocidos como el beta caroteno, luteína, licopeno, selenio, así como sus formas vitamínicas A, C y E, se encuentran en algunas frutas, verduras y oligoelementos.

A pesar de que poseen un cariz benéfico para la salud, algunas investigaciones han detectado daños de los antioxidantes en el organismo. Específicamente en los que son sintetizados para su venta al público a manera de suplementos alimenticios y complementos nutricionales.

Con el argumento de que los antioxidantes concentrados en los suplementos alimenticios reducen la producción de “radicales libres” en nuestro cuerpo, que son las sustancias que se encargan de actuar directamente en el proceso de envejecimiento de las células, se han desatado debates dentro del campo médico y científico en torno a su uso.

Algunas conclusiones recomiendan la ingesta de antioxidantes naturales como las vitaminas A, C y E, además del beta-caroteno y el selenio, como parte de una dieta balanceada. Por desgracia, muchas personas continúan medicándose con suplementos alimenticios en detrimento de su salud.

¿Su consumo alarga la vida?

Investigadores de la Colaboración Cochrane se dieron a la tarea de descubrir los resultados posibles al tomar antioxidantes a través de suplementos alimenticios. Querían saber si éstos en verdad eran capaces de prolongar la vida de sus consumidores. Los participantes en el estudio tomaban uno o más antioxidantes todos los días durante varios años.

La mayor parte de los participantes presentaban una condición saludable al momento de comenzar la investigación. Un cuarto de ellos tenía una condición pre-existente como problemas estomacales, intestinales, de corazón, de piel y en riñones.

¡Descubre las consecuencias de la automedicación aquí!

Asimismo, los sujetos que formaron la muestra de estudio consumían una cantidad de antioxidantes muy por encima de aquella contenida en una dieta balanceada. Los suplementos que fueron utilizados se componían de varias vitaminas:

  • Vitamina C: entre 60 y 2,000 mg.
  • Beta-caroteno: entre 1.2 a 50 mg al día.
  • Vitamina E: entre 10 y 5,000 UI. (Unidades internacionales).
  • Vitamina A: entre 1,333 a 200,000 UI.
  • Selenio: entre 20 y 200 microgramos.

A pesar de que los estudios duraron en promedio entre tres y doce años, no se pudieron probar los beneficios esperados en los consumidores. Por el contrario, los resultados fueron preocupantes.

Los suplementos, en general, no determinan que la gente viva más. Los estudios sugieren que algunas sustancias incrementan la posibilidad de fallecer más joven. Estos informes no dan certezas con respecto a las causas de muerte, pero los investigadores suponen que el principal motivo fue el cáncer y las enfermedades cardiovasculares.

Resultados y conclusiones

No es fácil determinar cuáles son los daños de los antioxidantes en el organismo. Porque las conclusiones fueron similares en sujetos sanos y enfermos. Sin embargo, esto no aplica a todos los antioxidantes, ya que el selenio y la vitamina C no afectan al índice de mortalidad, a diferencia de otros como la vitamina A, E y el beta-caroteno. Por ejemplo, los participantes que se sometieron a un régimen de suplementos ricos en vitamina E mostraron que:

  • 10 de cada 100 murieron a lo largo del estudio, en el grupo que consumió placebos.
  • 12 de cada 100 murieron, en el grupo que tomó vitamina E.

Por otra parte, se descubrió que los antioxidantes presentan efectos secundarios. En el caso de la vitamina E, el beta-caroteno y el selenio, se producen estreñimientos, cuadros diarreicos y malestares intestinales comunes. Deglutir en exceso vitaminas A o C, puede causar comezón de varias partes del cuerpo.

Un esquema nutricional planeado con alimentos naturales puede ser la mejor opción para protegerte de enfermedades degenerativas. Aunque no se haya logrado aún refutar las teorías que giran alrededor del consumo de antioxidantes por medio de suplementos, se recomienda evitar su ingesta.

¡Si te gustó nuestro artículo Daños de los antioxidantes en el organismo, no olvides compartirlo en tus redes sociales!

Fuentes:

informedhealth.org
botanical-online.com

Entradas recomendadas