¿Cómo elegir tu primera tarjeta de crédito?

cómo elegir tu primera tarjeta de crédito
¿Te gustó el artículo? No olvides compartirlo
  • 24
  •  
  •  
  •  
  •  
    24
    Shares

¿Te has preguntado cómo elegir tu primera tarjeta de crédito sin llegar a una certeza de lo que necesitas? Tener mucha conciencia de cómo funciona una tarjeta y de cultura crediticia general es algo que debes saber antes de verte en problemas. Contar con una tarjeta de crédito, sin dichos conocimientos, puede convertirse en un arma de doble filo.

Para elegir la adecuada hay tener en cuenta una serie de consideraciones. No todas las tarjetas son iguales y no existe “la mejor tarjeta de crédito”.

Estos son los principales aspectos que debes considerar para saber cómo elegir tu primera tarjeta de crédito:

Patrón de pago:

En México aproximadamente el 40% de los usuarios de tarjetas de crédito son “totaleros”. Esto quiere decir que pagan la totalidad de sus deudas mes con mes. Este régimen debería ser tu modelo a seguir, ya que así podrías evitar los insufribles intereses. A diferencia de este segmento, los tarjetahabientes que acostumbran pagar los montos mínimos están destinados a depender de las tasas de interés que maneje cada banco; sin mencionar que la deuda, lejos de disminuir, puede aumentar significativamente.

Igualmente, las cuotas anuales juegan un papel determinante en la elección de tarjeta. Por lo regular las tarjetas clásicas son las que cobran las anualidades más bajas del mercado (algunas ni siquiera las cobran), aunque también suelen ser las que otorgan las líneas de crédito más bajas.

Hábitos de consumo:

Debes estar muy consciente del uso que le darás a tu tarjeta. Si vas a utilizarla esporádicamente, te conviene buscar una que te ofrezca una anualidad baja. Verifica si existen o no otros costos y comisiones. Por ejemplo, si el banco aplica una comisión por no usar la tarjeta con frecuencia. Pero si quieres usarla para pagar cotidianamente todas tus compras y consumos del mes, analiza la anualidad, tipos de comisiones y costos aplicados en las operaciones que realices.

Tu ingreso:

El nivel de ingreso que tengas será determinante para saber cómo elegir tu primera tarjeta de crédito. Por ejemplo, si tu ingreso mensual es igual o menor a $10,000, no deberías elegir una tarjeta oro o platino porque otorgan las líneas de crédito más altas y, de utilizar el monto total, difícilmente podrás pagarla. Además, el costo de la anualidad y los planes de recompensas que incluyen son muy elevados.

Es poco probable que la institución financiera te facilite una tarjeta oro o platino porque la línea de crédito depende del ingreso del solicitante, situación financiera e incluso historial crediticio.

Sin embargo, cuando llevas tiempo manejando una tarjeta y has cumplido puntualmente con tus pagos, es probable que aun teniendo un nivel de ingreso relativamente bajo, el banco te ofrezca cambiar tu tarjeta clásica por una tarjeta oro.

En este caso es necesario ser honestos y reconocer si se puede o no con una responsabilidad así. Al solicitar una tarjeta de crédito, pregunta al emisor si puedes elegir un monto específico de línea de crédito; aquel con el que te sientas cómodo y consideres que puedes pagar sin problemas. La recomendación es optar por una tarjeta acorde a tu nivel de ingreso.

Cómo elegir tu primera tarjeta de crédito está ligado a tu estilo de vida

Es común que algunos bancos tengan convenios para vincular los servicios que ofrecen otras marcas. Dependiendo del tipo de compras que realices, busca una tarjeta que te brinde beneficios específicos en los productos que consumes con frecuencia. Por ejemplo, si eres alguien que viaja mucho en avión puedes buscar aquellas que estén asociadas con aerolíneas. 

¡Conoce los daños que provocan los antioxidantes en el organismo!

Tener un historial crediticio positivo siempre significará una ventaja al momento de solicitar una nueva tarjeta o una línea de crédito mayor a la que ya posees. En cambio, si tienes un historial negativo y caíste en buró de crédito, la única manera de obtener una tarjeta de crédito es adquiriendo una tarjeta garantizada o asegurada. Este producto se encuentra respaldado por el dinero que tú deposites en el banco, y generalmente el monto debe ser igual a la línea de crédito de la que quieres disponer.

En conclusión, el uso de una tarjeta de crédito debe ser moderado y en función de los ingresos del cliente; no es una extensión de los ingresos pero sí un vehículo para administrar los consumos y planear compras fuera del consumo cotidiano.

¡Si te gustó nuestro artículo Cómo elegir tu primera tarjeta de crédito compártelo con tus amigos que desean adquirir la suya!

Fuentes:
El Financiero
Forbes

Entradas recomendadas