Ahorrar en dólares: 6 opciones para hacerlo

Este artículo se basa en la charla que tuvimos con Ruy Castillo, consultor financiero y patrimonial, y colaborador de B&C, en la cual nos expuso algunas opciones para ahorrar en dólares en México.

Una opción para preservar el valor de tu patrimonio

En primer lugar, es importante aceptar que las monedas de nuestros países, ya sean pesos mexicanos, colombianos o argentinos, tienen una mala trayectoria en términos de mantener su poder adquisitivo, por tanto, si uno de los objetivos financieros es preservar el valor del patrimonio, se debe considerar tener una parte dolarizada.

El dólar también tiene inflación y pierde poder adquisitivo, sólo que a un ritmo mucho menor, por ello nos referimos a dolarizar una parte y, a la par, proponemos volver ese capital productivo. Antes de analizar las opciones, es preciso saber que no se necesitan miles de dólares para ello, basta con la disciplina, un objetivo bien trazado y la asesoría correcta.

Contexto latinoamericano

Es una realidad que nuestros países, con sus particularidades, cada cierto tiempo tienen un proceso de inflación desbocado en el que las cosas suben de precio muy rápido y la moneda nacional pierde valor. El caso argentino es bien conocido. Lo que la gente aprendió es la importancia de mantener una parte del patrimonio dolarizada.

Pero no vayamos hasta el cono sur, en México y Centroamérica hemos experimentado procesos de inflación altos; el contexto nacional nos muestra un riesgo país grande y la incertidumbre política, social y económica es permanente. Por tanto, respaldar parte del patrimonio en dólares es la diferencia para preservar ahorros y el patrimonio construido.

No todos los huevos en la misma canasta

Las opciones que aquí proponemos no buscan obtener riqueza rápida o entrar en el mercado de divisas, el consejo más importante para proteger parte del patrimonio de forma integral es:

Diversifica y no tengas todos los huevos en una misma canasta

La importancia de invertir en dólares

Es preciso aceptar la fortaleza del dólar frente a muchas monedas emergentes o de países en desarrollo. En México cada año necesitamos más pesos para comprar el mismo dólar debido a la depreciación constante de nuestro peso.

Así te afecta el tipo de cambio

Muchos de los bienes y servicios que consumimos están dolarizados. Por ejemplo, los servicios de streaming como Netflix o Amazon Prime expresan sus tarifas en moneda local, pero mantienen su rentabilidad e ingresos en dólares; cuando hay un movimiento en el tipo de cambio se refleja en el precio de servicios y productos. Esto se debe a que es la moneda de comercio internacional y si los productos son importados cualquier variación impactará en ellos. Así sucede también con los bienes inmuebles, autos y, por supuesto, con seguros de vida y gastos médicos.

La relación dólar-peso a través de los años

A continuación te presentamos una tabla que muestra el precio del dólar expresado en pesos mexicanos. Corresponde al 1 de abril de cada año desde el 2010 y, básicamente, en una década el dólar creció frente al peso 93%. Hoy necesitas el doble de pesos para comprarte un dólar. No cabe duda que la moneda estadounidense sigue siendo la moneda dominante y así se mantendrá en las próximas décadas.

Recuerda que no se trata de correr y convertir todo tu capital a dólares. Nuestro consejo es ser disciplinado y pensar a mediano y largo plazos. Si deseas ahorrar a 10, 15 o 20 años, los dólares son una muy buena opción. Por otra parte, si ya tienes un ahorro considerable piensa en dolarizar un porcentaje que te proteja, un balance de 50-50 es adecuado. Y antes de entrar en la lista de opciones, insistimos en nuestro consejo: diversifica y no pongas todos los huevos en una canasta.

1. Cuentas de banco en dólares

Sólo las personas que viven en franja fronteriza pueden tener una cuenta en dólares a su nombre; de lo contrario, la opción es ir a Estados Unidos a abrirla. Existen muchos bancos que con la documentación adecuada y los trámites correspondientes te abren una cuenta de cheques o te dan una tarjeta de débito, el único inconveniente puede ser el traslado al país. Algunas plataformas ofrecen el servicio de forma remota, por lo que tener una cuenta en Estados Unidos no es complicado. Con ella contarás con liquidez y los trámites son sencillos; además, para mexicanos y latinoamericanos la confidencialidad y el cuidado de la información para que los datos no estén expuestos es un valor agregado. Sin embargo, debes considerar las comisiones de la banca estadounidense, ya que comprada con los costos de la banca nacional resultan elevadas.

2. Seguros de vida con ahorro

Un seguro de vida combinado con ahorro puede utilizarse para el retiro, educación de los hijos u otro proyecto concreto y, a diferencia de una cuenta de banco, ofrece coberturas en caso de fallecimiento, muerte accidental, invalidez, entre otras; en México existen muchas opciones dolarizadas. Recomendamos domiciliar una tarjeta para facilitar el ahorro. Entre sus beneficios están la deducción de impuestos si es para el retiro y algunas aseguradoras tienen la opción de mantener subcuentas de ahorro a plazos cortos en la cual se puede disponer del dinero cada mes o determinado periodo. El seguro de vida dolarizado requiere un asesor profesional y honesto que explique al usuario las condiciones del contrato, y sobre todo se debe saber que las pólizas dolarizadas en México al final van a entregar pesos.

3. Fondos y cuentas de inversión

La opción de invertir en acciones estadounidenses significa que hay un fondo de cobertura sobre el dólar y se cuenta con protección ante posibles alzas en el tipo de cambio peso-dólar. Entre las ventajas están el acceso a activos en un contexto internacional, principalmente fondos que invierten en Estados Unidos como acciones, bonos, ETF, fondos mutuos, los cuales tienen buena flexibilidad y liquidez, pero depende del tipo, ya que algunos requieren ciertos plazos o capital fijos. Es importante recordar que, al igual que con los seguros para ahorro, los dividendos serán en pesos. Se requiere asesoría para entender esta alternativa de inversión y, sobre todo, confianza en el asesor financiero.

ahorrar en dólares

4. Tarjetas y monederos multidivisas

Son tarjetas tipo monedero respaldadas por Visa o Mastercard que permiten tener una divisa dentro de la tarjeta. Algunas opciones son de Bancomer, CI Banco y HSBC. Son fáciles de usar y se recomiendan para personas que viajan constantemente o necesitan hacer gastos en el extranjero. No requiere historial crediticio y, por ejemplo, CI Banco permite tener dólares estadounidenses, canadienses; libras; yenes, y desde antes de viajar puedes comprarlas y almacenarlas en la tarjeta. El principal riesgo es el fraude, puesto que es una especie de tarjeta de débito y si hay reclamos pueden ser más complicados que en el caso de tarjetas de crédito. No generan rendimiento y tienen limitaciones cuando quieres hacer compras online. Son grandes productos para familias con hijos que estudian en el extranjero. Es más para el uso cotidiano que para el ahorro ya que a largo plazo la divisa perderá valor adquisitivo.

ahorrar en dólares

5. Criptodivisas

Hoy en día ya existen algunas alineadas con el valor del dólar; son monedas digitales que se compran con la tecnología blockchain que resaltan por su transferibilidad accesible, sin intermediarios; y por la confidencialidad. El funcionamiento consiste en que si una criptodivisa equivale a un dólar lo que se compra es el equivalente a dólares y se pueden cambiar a otras monedas pero mantendrá la relación con el dólar. Aún genera desconfianza por la falta de conocimiento y requieren asesoría adecuada; además, la convertibilidad y el uso pueden ser problemáticos ya que no todo el mundo las acepta como medio de pago.

ahorrar en dólares

6. Fideicomisos internacionales

Se recomienda para personas que quieren tener determinada cantidad invertida en fondos bajo la protección de un fideicomiso y con los beneficios legales y sucesorios que implica. Se puede invertir de forma internacional en Estados Unidos, Europa, Asia y muchos de estos fideicomisos son excelentes opciones ya que permiten diversificar el riesgo país. Son inembargables como los seguros de vida; y, en principio, pueden ser caros y difíciles de entender pero hay que dedicarle tiempo y buscar la asesoría adecuada. Los fideicomisos suelen ser más estrictos en sus contratos, no son como una cuenta de banco, por ejemplo, si reciben capital debe ser de un titular de la cuenta y no a través de un tercero, entre otras reglas; sin embargo, nosotros la recomendamos porque es una opción segura con grandes ventajas para invertir y en lo relacionado a la sucesión de beneficiarios.

ahorrar en dólares

Resumen

Lo más importante si estás considerando una opción para invertir en dólares es que primero definas tus necesidades y por qué quieres dolarizar. ¿Es porque harás una maestría, un viaje, deseas proteger tu patrimonio, te causa inseguridad el contexto político y económico del país? Una vez definido el proyecto y la razón analiza las opciones que mejor se ajusten y recuerda que la asesoría adecuada y confiable es fundamental en este proceso.

Invertir en dólares se puede hacer desde montos de 1000 o 2000 pesos y no se necesita un gran capital inicial. Toda persona que pueda ahorrar 10% de su ingreso y quiera invertir a mediano y largo plazo puede hacerlo a través del capital dolarizado. Para padres de familia que hoy están pensando en el futuro de sus hijos a 8, 10 o 15 años es una opción viable. El secreto de esta alternativa es la voluntad y la disciplina, y son opciones ideales para personas que deseen proteger el patrimonio y, a la vez, crear riqueza.