Tormenta financiera en el horizonte

Tormenta financiera en el horizonte

El lunes 23 de abril el tipo de cambio peso dólar se movió bruscamente hacia los 19 pesos por dólar después de varias semanas de mantenerse cerca de los 18.  Al mismo tiempo los principales mercados financieros del mundo tuvieron caídas importantes.

¿Qué pasó?

La tasa del bono a 10 años del tesoro de los Estados Unidos rompió la barrera del 3%. Curiosamente la mayoría de las personas no lo saben. Pero esa tasa de interés es muy probablemente la tasa más importante del mundo. Sencillamente porque determina el precio del dinero en todo el planeta.

Los inversionistas de todo el mundo llevaban ya varios meses con un ojo atento a que la tasa de interés alcanzara ese nivel.

El multimillonario financiero especializado en la operación con bonos Jeff Gundlach, advirtió hace varios meses que si el rendimiento del bono superaba el 3% la tendencia al incremento en las tasas de interés podría acelerarse rápidamente.

Gundalch no ha estado solo en sus afirmaciones. Otros expertos también coinciden con el.

Justamente en un momento en el que los mexicanos estamos profundamente preocupados por el resultado de la votación del 1 de julio, nos encontramos con otra amenaza a nuestra tranquilidad.

¿Por?

El problema no es tanto un nivel específico sino la tendencia ascendente en las tasas de interés, lo cual incrementa los costos de pedir prestado. Esta alza en los costos del crédito puede afectarnos de varias formas:

  1. Las empresas norteamericanas detienen sus programas de inversión.
  2. Si las tasas de interés continúan elevándose mucho de esta deuda (existen 3 billones de dólares en los mercados norteamericanos de deuda corporativa) pueden perder su calidad y ya no ser aceptable para los inversionistas institucionales como los fondos de pensiones y las aseguradoras que tienen grado de inversión pero que solo están un uno o dos escalones por encima de la categoría de bonos de alto rendimiento (o bonos basura como también se les llama).

Si estas empresas norteamericanas se quedan sin acceso a ese dinero tendrán que detener sus programas de inversión o incluso muchas corren el riesgo de no sobrevivir.

Menos gasto de los consumidores

El gasto de los consumidores también sería afectado ya que mayores tasas de interés implican pagos de hipoteca y de tarjetas de crédito más grandes. Simplemente más dinero para pagar intereses significa menos dinero para comprar cosas.

Industrias enteras se verán afectadas

La industria agrícola norteamericana ha duplicado sus niveles de endeudamiento desde 200,000 millones de deudas en el año 2000 a cerca de 400,000 al día de hoy. Las altas tasas de interés pueden poner a muchos granjeros norteamericanos fuera del negocio.

Lo mismo puede suceder en muchas otras industrias de los márgenes de ganancia son muy bajos y los niveles de endeudamiento altos.

El efecto se extiende a todo el mundo

Para salir de la recesión económica de 2008 y 2009 las autoridades monetarias crearon una cantidad de crédito sin precedente. Mucho de ese dinero fue absorbido por los países emergentes. Por ejemplo, en China la deuda privada asciende a 7 trillones de dólares (60% de eso son créditos hipotecarios).  En ese país ha habido una gran burbuja inmobiliaria que aún no ha estallado.

Lo cual, por cierto, me recuerda de otro país donde los bienes raíces también están en una burbuja que no se ha desinflado.

Si las tasas de interés internacionales suben, arrastradas por el mercado de bonos norteamericano, las burbujas inmobiliarias en muchos países emergentes como China o México pueden reventar.

Así que no es motivo de sorpresa que los inversionistas de todo el mundo se estén empezando a poner nerviosos. Han visto que las tasas de interés empiezan a incrementarse y temen que la tendencia se mantenga o incluso se acelere.

El banco de la Reserva Federal está mucho más preocupado por el daño que pueda causar la inflación conforme la economía norteamericana se calienta que por los efectos de las tasas de interés ascendentes.

De hecho desde 1913 que se modifico la Constitución de los Estados Unidos para permitir la existencia de la Reserva Federal la historia se repite. Los directivos del banco se asustan porque la economía crece poco, aceleran el crédito, generan una burbuja especulativa en algo y luego tratan de desinflarla suavemente causando severísimas crisis económicas a su paso.

En los Estados Unidos al día de hoy hay escasez de mano de obra (problema que con el desastre de percepción pública que hicieron alrededor de la migración ahora a ver cómo le hacen para arreglar). El número de personas que buscan empleo y no lo encuentran es el más bajo desde 1969. Ese es el tipo de dato a que la Reserva Federal pone mucha atención.

Muchas áreas de los mercados financieros serán afectadas si las tasas de interés siguen subiendo o el miedo de los inversionistas a mayores costos del crédito se hace más profundo. Justamente los mercados emergentes y las industrias relacionadas con la producción de materias primas pueden ser de las más afectadas.

El barómetro empieza a indicar que se aproxima otra tormenta económica. Asegúrate de disponer de dinero en efectivo, especialmente moneda fuerte.

Próximamente explorare otra idea que me parece interesante.

¿Y si nos vamos hacia un depresión económica y las tasas de interés no van a subir, sino a caer?

Entradas recomendadas